Story Detail

30 Sep 2015

El Creador Del Legado Del Mañana : El Ceramista Gill Isaac Kaufman

Vox Orbis / 30 Sep 2015 Art

Fotografía : Gill Isaac Kaufman, propietario de Happy Green Merchant (Comerciante Ecológico Feliz), aspira a tener un modo de vida ecológico “trabajando con la tierra como alfarero.” Gail Fisher/Vox Orbis

Con las manos llenas de barro, el ceramista Gill Isaac Kaufman se inclina sobre su chirriante torno de alfarero instalado en el espacioso estudio de su negocio situado en Goleta, Happy Green Merchant (Comerciante Ecológico Feliz). Con un gesto rápido y preciso, acaba de fabricar con una gran habilidad en unos pocos minutos una taza de café de barro.

“Esta taza ¡tiene muy buen aspecto!,” dice, mientras desliza un largo alambre debajo del ancho de la base del recipiente para separarlo del torno y ponerlo a secar sobre una tabla de madera.

Fotografía : Happy Green Merchant (Comerciante Ecológico Feliz) es el producto de la imaginación y el esfuerzo de Kaufman, artista, alfarero, surfista, músico, y filántropo aspirante. Gail Fisher/Vox Orbis

Kaufman llevar trabajando la arcilla los últimos 25 años. Elegí este oficio instintivamente, dice, “como un surfista sigue las olas.”

Es muy fácil percatarse de su pasión por su oficio, en cuanto tiene arcilla en sus manos, empieza a transformarla con un gesto experto y parsimonioso en un auténtico objeto de arte. Fabrica tazas, jarrones, esculturas, y —su obra emblemática— imanes personalizados. Todas y cada una de las piezas son fabricadas, cocidas, barnizadas y vueltas a cocer siguiendo un método absolutamente original y propio.

Fotografía : La empresa de Kaufman, Happy Green Merchant (Comerciante Ecológico Feliz), envía pedidos de sus obras de arte, diseños personalizados con imanes. Gail Fisher/Vox Orbis

“La cerámica es un proceso — y en algunos aspectos, algo casi sagrado,” afirma Kaufman. “Estás fabricando algo que perdurará mucho más tiempo del que vas a estar en este mundo.”

Happy Green Merchant (Comerciante Ecológico Feliz) representa la intersección y el equilibrio entre la pasión que Kaufman siente por la cerámica, y su interés por el negocio del arte. El producto que ha alcanzado mayor popularidad son sus imanes cerámicos personalizados— cada uno de los cuales representa una faceta distinta del modo de vida en Santa Barbara, California.

Devolverle a la sociedad parte de los beneficios que obtiene es también una misión que Kaufman y Happy Green Merchant (Comerciante Ecológico Feliz) han asumido como propia. Extrayendo una lección de la Torah, Kaufman dona el 10 por ciento de sus ingresos a obras benéficas y sociales a nivel local. También tiene previsto colaborar activamente con organizaciones benéficas organizando eventos para recaudar fondos, seminarios educativos, y otras actividades, llevando a cabo su aportación para compartir su éxito con la comunidad.

De un modo general Kaufman está recorriendo el camino para alcanzar el equilibrio entre su visión artística y las realidades pragmáticas de dirigir un negocio. Gracias a su pasión, y a su visión empresarial Happy Green Merchant (Comerciante Ecológico Feliz), es, según Kaufman, como la arcilla con la que trabaja, “algo que tiene unas posibilidades ilimitadas.”


Traducido por Isaac Pradel Leal para Vox Orbis, 2015